Ir al contenido principal

Entradas

Último post

BICHO RARO

Los miraba y reconocía cada una de esas sonrisas 30 años después. No sabía bien qué hacía allí y menos aún por qué se habían tomado la molestia de invitarla. Nunca tuvo ningún amigo real en el colegio, era tímida y miedosa. El blanco perfecto de burlas y bromas pesadas. Así que aprendió a aislarse del mundo y a devorar libros como recurso a sus carencias afectivas. Se sentaba en una esquina del patio y los veía jugar y reír, compartir bocadillos, patear balones ellos y sonrojarse ellas cuando el guapo de la clase las miraba. Y el bicho raro, escondido detrás de su libro, intentaba leer sus labios para entrar dentro de ese club selecto. Alguna vez se le acercaba alguien, hablaba con ella o parecían interesarse por lo que estaba leyendo o por cómo estaba, pero enseguida se daba cuenta de que el único motivo era ganar para minutos después, hacerle una putada o dejarla en ridículo. Era raro el día que no salía de clase llorando. Una vez Carlos, el guapo de clase, le metió una caca de perro

Entradas más recientes

LO QUE TE MERECES

ESA BOQUITA

NOSOTRAS. EL GRITO DE LAS SILENCIADAS

MANIOBRAS DE ESCAPISMO

ME INTERESO

ÍGNEA

SUEÑO DE UNA NOCHE DE INVIERNO

QUÍTATELO TODO

AMARÁS LA TIERRA