Ir al contenido principal

Entradas

Último post

ABISMOS

Un ovillo, un amasijo de carne en un sofá. Julio por la tarde. Tregua de calor. Pero se siente el bochorno, está por todos lados. Ruido en la calle, ese otro planeta. Ese lugar a veces tan casa, a veces tan ajeno. Se mira las piernas, toca depilarse otra vez. Y siente la pulsión de romper con todo y no hacerlo nunca más.  Lanzarse al abismo. No depilarse es romper con todo. Increíble. Y ridículo. Pero sucumbe. Se mete en la ducha y cuchilla en mano, empieza el baile de siempre, el pas de deux de lo correcto y su pareja: un par de tajos a la altura de la rodilla. Más muescas en la pared del Debo. Toca también arreglarse el coño, vaya a ser qué la próxima cita no se acerquen a él por asco. Vaya a ser que no sea digno. ¿Cuántas veces le ha pasado eso? ¿Cuántas veces os ha pasado eso?  ¿Cuántas veces no se ha atrevido a dejarse vello por miedo al rechazo? ¿Y tú, las has contado? ¿Quién decidió que un coño digno debía estar depilado? Si a ella le gustaba ser salvaje y amar

Entradas más recientes

OTRA RONDA

BICHO RARO

LO QUE TE MERECES

ESA BOQUITA

NOSOTRAS. EL GRITO DE LAS SILENCIADAS

MANIOBRAS DE ESCAPISMO

ME INTERESO

ÍGNEA

SUEÑO DE UNA NOCHE DE INVIERNO