Ir al contenido principal

Entradas

Último post

UN CUENTO AUTOMÁTICO EN DUERMEVELA

Me despierto de golpe y allí estoy de pie, con los brazos alzados al aire queriendo gritar algo. Es un bosque frondoso y a mi alrededor los animales me miran absortos y expectantes. Gacelas, ciervos, tejones, mofetas y serpientes de todo tipo que se enredan en las ramas de los árboles y me silban con sus lenguas palabras que, en su desafiante idioma, recriminan mi estúpido mutismo. Ardillas postradas a mis pies, pájaros de todos los tipos y colores posados en mi cabeza picoteando mis rizos como animándome a pronunciar por fin el supuesto y esperado discurso que nunca llega. Mis cuerdas vocales están rotas. Lo sé y lo siento. Me desvanezco.
Despierto de nuevo en la penumbra de algún lugar. Lo único que logro ver cuando consigo enfocar, son unas patas de insecto que se menean desesperadas por lograr incorporarse. Y entonces soy consciente del universo kafkiano en el que acabo de sumergirme. Lucho por volverme y caminar. Ansiosa por saber, por probar que se siente desplazándose como un i…

Entradas más recientes

AYER SALÍ

PROBABILIDADES

BALONES FUERA

PACTOS

VIDAS COTIDIANAS

LOS DÍAS RAROS

BENIDORM THINGS

MISS SARAJEVO

A VECES ME ESCRIBO CARTAS