Ir al contenido principal

Entradas

Último post

LA REVOLUCIÓN SEXUAL

Separarse con 40 y tantos no es nada fácil. Es como si de pronto te volvieras a plantar en los 20 pero sin esa vitalidad e inocencia. Con muchas ganas pero con poca energía. Es algo muy raro. Como si de pronto tu vida conocida se esfumara y tuvieras que construirte o reinventarte de nuevo. Pero bueno, sí, aún soy joven y mejor separarse a los 40 que a los 60: Así es más fácil rehacer tu vida con alguien, me dicen. Pero en realidad, ahora mismo, es lo que menos me importa. 
Yo lo que quiero es follar. Igual queda demasiado agresivo hacer esta afirmación públicamente, pero es que estoy en el punto álgido de mi sexualidad y llevo tantos años sin echar un buen polvo que cuando ocurra, no sé si voy a saber hacerlo.
Mi ex marido era más soso que una sepia a la plancha sin ajo ni perejil. Soso conmigo claro, porque hace poco fui al piso donde vivíamos y el muy hijo de puta tenía en la mesita de noche un aceite de masajes afrodisíaco que yo no había visto en mi vida y que dudo que use en soled…

Entradas más recientes

EL BLOQUE

NO TOCAR

UN CUENTO AUTOMÁTICO EN DUERMEVELA

AYER SALÍ

PROBABILIDADES

BALONES FUERA

PACTOS

VIDAS COTIDIANAS